Clinica dental Noguerol Granada | Preguntas Frecuentes
19797
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-19797,edgt-core-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,hudson-ver-1.3,vertical_menu_enabled, vertical_menu_left, vertical_menu_width_290,smooth_scroll,side_menu_slide_from_right,blog_installed,wpb-js-composer js-comp-ver-4.9.1,vc_responsive
Preguntas frecuentes
Sobre salud dental
PERIODONCIA

¿Qué es la enfermedad periodontal?

 

Es una enfermedad que afecta a las encías y al resto de estructuras que soportan los dientes. En sus dos formas fundamentales, gingivitis y periodontitis, la padece el 90% de la población por encima de los 35 años y es la primera causa de pérdida de dientes en la población mundial.

 

¿Cuáles son las causas de las Enfermedades Periodontales?

 

Se debe a unas bacterias que todos tenemos en la boca, alrededor de los dientes, y que si no eliminamos correctamente, ganan acceso al espacio entre el diente y la encía y pueden colonizar este espacio, creciendo en número y provocando la reacción inflamatoria y destructiva que define a estas enfermedades.

Las bacterias por si mismas no son capaces de provocar las consecuencias de estas enfermedades, sino que necesitan de un individuo susceptible (predisposición genética) y un medio ambiente adecuado (factores como tabaco y estrés). Son considerados factores de riesgo muy importantes en la colonización de estas bacterias).

 

¿Qué síntomas podemos notar?

 

En ocasiones la enfermedad periodontal puede progresar sin ningún síntoma ni dolor. Durante una revisión dental regular, el dentista busca señales de la enfermedad periodontal, por lo que la enfermedad aún no detectada puede ser tratada antes de que avance.

  • Encías rojizas e inflamadas.
  • Sangrado espontáneo, al cepillarse o pasarse el hilo dental.
  • Encías que se desprenden de los dientes, blandas.
  • Dientes flojos o separados.
  • Mal aliento continuo.
  • Aumento de la sensibilidad dentaria, sobretodo al frío.
  • Cambio en la forma en la que los dientes se encajan al morder y espacios interdentales.
  • Cambio en el ajuste de dentaduras parciales.
  • Pus entre la encía y el diente, abscesos y flemones.

 

¿Qué sucede si no se trata la enfermedad periodontal?

 

La gingivitis además de producir inflamación de la encía y sangrado, sobre todo al cepillarse, en algunos individuos evoluciona a periodontitis. La periodontitis al destruirse el hueso que soporta los dientes en los maxilares, provoca movilidad y separación de los dientes.

Con el tiempo los dientes acabarán perdiéndose, bien por la necesidad de extraerlos debido a su inestabilidad o bien por caerse prácticamente solos.

 

La periodontitis o gingivitis ¿son contagiosas?

 

La enfermedad periodontal (periodontitis y gingivitis) puede transmitirse entre parejas. Pero para que esto ocurra la persona receptora tiene que ser sensible a dichas bacterias.

Los estudios sugieren que las bacterias causantes de la enfermedad periodontal pueden transmitirse a través de la saliva entre personas genéticamente susceptibles. Esto implica que cuando un familiar o pareja entra en contacto con la saliva contaminada, durante un tiempo, existe riesgo de contraer la enfermedad periodontal.

Por lo tanto, no es extraño que familias enteras se sometan a un tratamiento periodontal. Es recomendable que cuando a una persona se le diagnostica la enfermedad, sus familiares se realicen una revisión.

IMPLANTES DENTALES

¿Cuánto pueden durar los implantes?

 

El tratamiento de implantes dentales ha demostrado poseer una durabilidad mucho mayor que la de otros tratamientos dentales sustitutivos. Las investigaciones sobre implantología llevan realizándose con éxito desde los años 50 y han demostrado que un paciente puede vivir hasta 30 años con unos implantes sin tener ningún problema. No obstante, tal y como con otros tratamientos odontológicos, la permanencia en boca de los implantes dependerá del cuidado y de las características fisiológicas y anatómicas del paciente.

 

¿Qué cuidados necesitan los implantes dentales?

 

Con los implantes dentales necesitamos ser tan cuidadosos como con los dientes naturales. Además del cepillado habitual en nuestras casas, es necesario el uso de cepillos interproximales, el hilo dental y el seguimiento de un programa de mantenimiento.

Este programa consiste en la realización periódica de una higiene profesional (cada 4 o 6 meses). Unos buenos hábitos en casa y visitas periódicas con nuestro higienista nos ayudarán a que los implantes duren muchos años.

 

¿Es doloroso el proceso de un implante dental?

 

Los procedimientos quirúrgicos del tratamiento con implantes están muy bien protocolizados y habitualmente se realizan con una molestia mínima o nula.

En la gran mayoría de las ocasiones se realizan bajo anestesia local, igual que otros muchos tratamientos odontológicos y sólo se percibe el ruido de los instrumentos y sensaciones de presión o “runruneo” en la zona.

En el postoperatorio puede presentarse una molestia ligera al cesar el efecto de la anestesia, aunque ocasionalmente podría ser más intensa.

 

Sólo en algunas personas con especial predisposición puede presentarse, habitualmente a partir de las 24 horas de la intervención, inflamación de la zona operada y hematoma. Estos fenómenos no representan ningún problema y son el reflejo de la reacción reparadora de los tejidos tras la intervención.

 

En casos muy concretos, bien por indicación facultativa o porque el paciente lo solicite, la intervención de colocación de implantes dentales se realizará bajo los efectos de anestesia general, generalmente en régimen hospitalario.

 

Le recomendaremos la mejor manera de efectuar el tratamiento y le ayudara a evitar las molestias tras la colocación de sus implantes.

 

Para aquellos pacientes en los que el miedo o ansiedad les supera y son incapaces de relajarse, es posible realizar la colocación de los implantes mediante sedación consciente, donde un anestesista, administra, vía intravenosa, una combinación de fármacos que producen en el paciente relajación y bloqueo del dolor. La recuperación de este tipo de procedimientos es inmediata, por lo que el paciente podrá retomar sus actividades habituales poco después de salir.

 

ESTÉTICA DENTAL

¿Cuáles son los tratamientos de estética dental más frecuentes?

 

Los tratamientos de estética dental más comunes son aquellos que afectan al frente anterior de la boca. Los más frecuentes son:

 

  • Carillas de composite y porcelana para mejorar la forma y color de los dientes.
  • Ortodoncia para mejorar la posición.
  • Corrección de la encía tanto cubriendo raíces como reduciendo su volumen.

 

Todos estos tratamientos dependerán de las necesidades estéticas del paciente. Es necesario un buen estudio para atender correctamente sus necesidades.

 

¿Necesito anestesia para un tratamiento de estética dental?

 

Para blanqueamientos, carillas de composite y ortodoncia no es necesaria la anestesia.

Para carillas de porcelana y correcciones gingivales se necesita anestesia local.

En relación a las carillas de porcelana, la anestesia es mínima y el paciente normalmente no tiene ningún tipo de dolor o molestia una vez que desaparece.

 

¿Un blanqueamiento tiene algún riesgo?

 

La American Dental Asociation (ADA), después de un riguroso seguimiento de varios años, señala que no hay efectos perjudiciales ni para la salud ni por el uso de estos geles blanqueadores.

La única desventaja que puede presentar es sensibilidad en las encías durante los primeros días.

 

¿Vale para todos el blanqueamiento dental?

 

La eficacia del tratamiento es proporcional al grado de tinción de los dientes que han sido oscurecidos a lo largo de los años por sustancias colorantes.

El tratamiento resulta menos eficaz, e incluso inútil, en dientes oscurecidos por alteraciones intrínsecas, como la ingesta de tetraciclinas durante la infancia.

 

¿Tiene el tratamiento efectos secundarios?

 

Pocas veces. La hipersensibilidad del diente, irritación en los tejidos blandos, pequeñas irritaciones de la garganta producidas por tragar el agente blanqueador. Sin embargo, la gran mayoría no ha tenido efectos secundarios.

 

¿El blanqueamiento dental funciona en empastes?

 

El blanqueamiento dental no aclara empastes o tratamientos dentales como fundas o carillas que se hayan realizado previamente. Por ello, se hace necesario cambiar aquellos que comprometan la estética; teniendo en cuenta que se ha de esperar un mes para dicho cambio.

 

¿Se debe utilizar flúor durante y/o después del tratamiento?

 

Durante el tratamiento, no se debe aplicar. Al finalizarlo, es muy recomendable aplicarlo para conseguir cerrar los túbulos adamantinos y evitar alguna sensibilidad y penetración de colorantes que puedan manchar los dientes.

PRÓTESIS DENTAL

¿Qué opciones tenemos cuando solo nos falta un diente?

 

Si es una sola pieza la que nos falta, podemos usar una dentadura parcial removible, o “de quita y pon”. Esta opción se suele recomendar para periodos provisionales.  También podemos optar por un puente fijo, reduciéndose un poco el esmalte de los dientes contiguos para que lo sujeten. Y, por último, también tenemos los implantes, que no necesitan rebajar el esmalte de los dientes vecinos. Éstos se consideran actualmente la mejor opción.

 

¿Puede romperse o despegarse una prótesis dental?

 

Si el diseño no es adecuado o el paciente no hace un correcto uso de la prótesis, ésta puede romperse o despegarse.

Un factor fundamental en la durabilidad, es el apretamiento dental (bruxismo). Un porcentaje muy elevado de fracturas se deben a este motivo. Por ello, es fundamental el compromiso del paciente en el correcto uso de una placa de descarga durante la noche.

 

¿Son molestas las prótesis dentales?

 

Si entre el antes y después hay un gran cambio, el paciente debe acostumbrarse al nuevo diseño. Incluso cuando el cambio es para mejor, requiere un tiempo de adaptación a la nueva estética y a la nueva sensación. En el caso de prótesis que vayan apoyadas en la encía, sí son más frecuentes las molestias por roces, que irán siendo aliviadas al ir adaptando la prótesis en las revisiones necesarias.

 

Cuánto tiempo se tarda en acostumbrarse a la prótesis

 

En el caso de las prótesis removibles, al principio se sienten extrañas y resultan incómodas durante las primeras semanas o meses. Comer y hablar con la prótesis requiere de práctica. No es raro sentir la prótesis como excesivamente voluminosa o, por el contrario, demasiado floja.

 

¿Quién hace las prótesis?

 

Las prótesis se hacen a la medida en un laboratorio dental a partir de las impresiones de la boca que tomamos en la clínica. Luego, determinaremos cuál de los tipos de prótesis descritas es la mejor para el paciente.

HALITOSIS

¿Qué causa la halitosis?

 

Causas de la halitosis oral:

 

Causas no relacionadas con enfermedades:

 

  • Edad: Conforme avanza la edad, existen más posibilidades de experimentar cambios en las glándulas salivales. Las personas más mayores tienen más posibilidades de sufrir mal aliento, incluso con una buena higiene bucal.
  • Prótesis dentarias: Ciertos elementos como las dentaduras postizas y los puentes pueden ser causantes de mal aliento debido a que acumulen restos de comida.
  • Aliento matutino: Mientras dormimos, el flujo salival disminuye, por lo que la reproducción de bacterias se incrementa, dando lugar al mal aliento.
  • Medicamentos: Ciertos fármacos contribuyen a la aparición de la halitosis al producir xerostomía (sequedad bucal).
  • Ayunar: Favorecemos el mal aliento al saltarnos ciertas comidas o con las dietas hipocalóricas.
  • Tabaco: Toda una causa evidente del mal aliento.

 

Causas relacionadas con enfermedades:

  • Enfermedades relacionadas con las caries, gingivitis o periodontitis. Se encuentran entre las más frecuentes
  • Una higiene bucal deficiente, en la que no se elimine especialmente la placa bacteriana que se forma en la lengua.
  • Infecciones en la faringe que sean víricas, bacterianas o por hongos.
  • Úlceras infecciosas, traumáticas o estomatitis.

 

Causas de la halitosis extraoral:

 

  • Causas nasales, como la sinusitis.
  • Enfermedades respiratorias
  • Enfermedades digestivas
  • Enfermedades sistémicas, como la diabetes, infección renal o la artritis reumatoide, entre otras.

 

¿Cómo acabar con la halitosis?

 

Existe una serie de pautas que si se siguen, además de prevenir el mal aliento, pueden suponer la erradicación del mismo:

 

  • Una correcta higiene bucal es imprescindible. Hacer un especial hincapié en la lengua y utilizar productos como enjuagues e hilo dental favorecen la desaparición del mal aliento.
  • Beber agua nos ayudará a prevenir la sequedad bucal anteriormente mencionada.
  • Evitar el tabaco y el consumo de alcohol, que también producen sequedad bucal.
  • Alimentos como el yogur, el queso y el jengibre en pequeños trozos equilibran el pH y combaten los ácidos de las comidas, neutralizando los olores que se desprenden. También reducen el olor algunas hierbas como el romero, el perejil, la albahaca, el eucalipto o la menta.
  • Reducir los intervalos que se hacen entre ingestas de comida, así como ciertos alimentos como la cebolla, el ajo, especias intensas y el café.
  • Por supuesto, visitar al dentista al menos una vez al año.

 

¿Tiene tratamiento?

 

El tratamiento específico debe ser estudiado de forma individual, según la causa de la afección. Este tratamiento dependerá principalmente de:

 

  • El estado de salud y cuidado de su boca
  • La causa concreta de su caso
  • Evolución de la condición
¿SIGUES CON DUDAS?
¿SIGUES CON DUDAS?
NUESTROS TRATAMIENTOS
NUESTROS TRATAMIENTOS
PIDE TU CITA
PIDE TU CITA