Dic 10 2015

MAL ALIENTO: ORIGEN, CAUSAS Y SOLUCIONES

La halitosis es coloquialmente conocida como mal aliento, y se da en una gran cantidad de personas.

Aproximadamente, el 40% de la población padece o ha padecido alguna vez este problema bucal.

 

Restos de alimentos, células, sangre y otros componentes de la saliva son los principales agentes que dan lugar a la halitosis, incluso otros factores como el estrés, las dietas basadas en proteínas, la diabetes, el tabaco  el alcohol. Por todo ello, los expertos de la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración mencionan que no hay que buscar la causa en el estómago.

 

A pesar de que es un problema relativamente común, muy pocas personas acuden a su dentista con intención de solucionar este problema.

 

 

Mal aliento

 

 

¿CUÁL ES EL ORIGEN DE LA HALITOSIS?

Dependiendo de la fuente existen dos tipos de halitosis que podemos distinguir:

 

 

 Halitosis oral:

Procede de la propia cavidad bucal, originándose por la acumulación de placa bacteriana en la lengua, esdecir, a una deficiencia en la higiene. Se trata de bacterias relacionadas con la gingivitis y la periodontitis que producen una serie de Compuestos Volátiles Sulfurados (CVS), que causan el mal aliento. La halitosis de tipo oral se produce en un 90% de los casos.

Halitosis extraoral:

En este caso el mal aliento viene provocado por trastornos generales del organismo, infecciones de las vías respiratorias, problemas en el sistema digestivo e incluso enfermedades hepáticas o renales. Supone únicamente el 10% de los casos.

 

 

 

 

¿QUÉ CAUSA EL MAL ALIENTO?

 

 

Causas de la halitosis oral:

Causas no relacionadas con enfermedades:

  • Edad: Conforme avanza la edad, existen más posibilidades de experimentar cambios en las glándulas salivales. Las personas más mayores tienen más posibilidades de sufrir mal aliento, incluso con una buena higiene bucal.
  • Prótesis dentarias: Ciertos elementos como las dentaduras postizas y los puentes pueden ser causantes de mal aliento debido a que acumulen restos de comida.
  • Aliento matutino: Mientras dormimos, el flujo salival disminuye, por lo que la reproducción de bacterias se incrementa, dando lugar al mal aliento.
  • Medicamentos: Ciertos fármacos contribuyen a la aparición de la halitosis al producir xerostomía (sequedad bucal).
  •  Ayunar: Favorecemos el mal aliento al saltarnos ciertas comidas o con las dietas hipocalóricas.
  • Tabaco: Toda una causa evidente del mal aliento.

Causas relacionadas con enfermedades:

  • Enfermedades relacionadas con las caries, gingivitis o periodontales.
  • Una higiene bucal deficiente, en la que no se elimine especialmente la placa bacteriana que se forma en la lengua.
  • Infecciones en la faringe que sean víricas, bacterianas o por hongos.
  • Úlceras infecciosas, traumáticas o estomatitis.

Causas de la halitosis extraoral:

  • Causas nasales, como la sinusitis.
  • Enfermedades respiratorias.
  • Enfermedades digestivas.
  • Enfermedades sistémicas, como la diabetes, infección renal o la artritis reumatoide, entre otras.

 

mal aliento

 

 

CLASIFICACIÓN DE LA HALITOSIS

 

Halitosis fisiológica: Supone una disminución de la secreción salival durante el sueño. Se elimina con la higiene bucal.

 

Halitosis patológica: Implica que el origen del mal aliento se encuentra en la cavidad bucal. Incluye por tanto lo ya mencionado anteriormente en cuanto a la halitosis oral.

 

 

Halitosis pseudopatológica: El paciente en cuestión percibe su mal aliento, pero no las personas que lo rodean. Es también conocido como halitofobia o halitosis psicosomática.

 

 

¿CÓMO ACABAR CON EL MAL ALIENTO?

 

Existe una serie de pautas que si se siguen, además de prevenir el mal aliento, pueden suponer la erradicación del mismo.

 

Una correcta higiene bucal es imprescindible. Hacer un especial hincapié en la lengua y utilizar productos como enjuagues e hilo dental favorecen la desaparición del mal aliento.

Beber agua nos ayudará a prevenir la sequedad bucal anteriormente mencionada.

Evitar el tabaco y el consumo de alcohol, que también producen sequedad bucal.

Alimentos como el yogur, el queso y el jengibre en pequeños trozos equilibran el pH y combaten

los ácidos de las comidas, neutralizando los olores que se desprenden. También reducen el olor algunas hierbas como el romero, el perejil, la albahaca, el eucalipto o la menta.

Reducir los intervalos que se hacen entre ingestas de comida, así como ciertos alimentos como la cebolla, el ajo, especias intensas y el café. Por supuesto, visitar al dentista al menos una vez al

año.

 

 

Si sufre de halitosis, no dude en ponerse en contacto con nosotros. En Clínica Noguerol tratamos este problema, haciendo siempre un seguimiento exhaustivo del paciente. Además, disponemos de OralChroma, un exclusivo sistema de cromatografía de gases, único en la provincia de Granada, que nos permite determinar de forma objetiva los gases existentes en el aliento.

 

OralChroma es el único equipo que en la actualidad permite distinguir y registrar los gases, facilitando así al odontólogo la prescripción del tratamiento adecuado, específico y efectivo para cada paciente, según su halitosis.

 

 

Mal aliento

 

0 Comentarios
Compartir Post
Este post no tiene comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.